lunes, 26 de septiembre de 2011

Entre todo y el todo

Sonrisa envolvente de mil colores, aliento divino que embellece el aire que se combina con mi respirar.
Dulce llama que se enciende en este mágico despertar. Ojos alumbrando la misteriosa noche, dejando al descubierto el verde jade de un inexplorado valle... poco a poco develando el alma.
Vida rojiza recorriendo nuestros cuerpos, desde un bello amanecer hasta lo profundo del anochecer.
Todo se funde y se combina, la noche y el día. Todo el talento revoluciona las bellas notas que salen de tu boca...
Comparte la guía y toma la mano de aquél reflejo que es recuerdo del SER esencial que habita en tu cuerpo, recuerda lo bello.

Publicar un comentario