viernes, 3 de febrero de 2012

Expresiones


Desde la plenitud de mi ser, la consciencia se expande. Existen procesos de liberación que últimamente ponen ante mi los residuos de nostalgias y temores. Siento mucho más que lo que antes podía, le he quitado la coraza a mi corazón, ahora es libre. Este es el momento donde toda la historia personal se ubica bajo la lupa de la consciencia, resulta imposible engañarse a si mismo. Hay momentos de mucha euforia y vitalidad y otros donde simplemente no se cómo estar, cómo sentirme. Se sacude el interior, el mundo se alborota. El aprendizaje en todo esto es prestar atención al centro de poder, explorar pensamientos y emociones y desde el gran amor que todo lo es, sanar y aligerar la carga. Todo este asunto de este gran cambio y la búsqueda interna de mi quehacer en este planeta, recientemente me ha llevado a cuestionarme sobre el origen de la humanidad. Las historias alternativas que he encontrado respecto a esto, me parecen fascinantes y cada vez más resuena en mi interior que el gran paso de la humanidad consiste en reconocer su divinidad. Es el momento en el que la gran oportunidad del despertar se presenta al alcance de todos. Aún así hay quienes siguen en duda de ello, y está bien pues cada quien tiene su proceso. Observo a mi alrededor y parece que miro el plano general desde las gradas, voy comprendiendo como se va conectando la información recibida... todo comienza a ser "lógico". El corazón habla mucho más que la razón, ha decidido no callar más. La gran verdad divina se asoma y manifiesta en claros mensajes. Todo está ahí para quien lo quiera ver. Tenemos una gran capacidad de creación, las coincidencias se disuelven y dan paso a auténticos milagros y encuentros mágicos. El movimiento de consciencia, me causa crisis, aunque estas situaciones se aprecian distinto al vivirse desde la frecuencia despierta y son "crisis curativas". Apesar de que muchas veces no entiendo el por qué de las cosas, he aprendido a confiar y ser paciente, lo que se ha convertido en una tarea constante. Me he dado cuenta de que este tipo de experiencias y sensaciones internas se pueden compartir con muy pocos, ya que la gran mayoría todavía sigue desconectada de si misma y asocian estas experiencias con brujería, locura o las consideran como "creencias", pero por otro lado también hay personas despertando que se van apareciendo en mi vida. Todo lo que vibra en una misma frecuencia se atrae.

Quizá este texto resulte extraño en su construcción y estructura, pero se que viene desde mi necesidad de expresar y compartir lo que siento. Tiene su propia "lógica" pues responde a la expresión del corazón.
Publicar un comentario