domingo, 15 de abril de 2012

Luminosos 32

32... 3+2= El Hierofante (o El Sumo Sacerdote),
representa el puente entre los dos mundos (material y espiritual).
Tiempo de comunicar la sabiduría de los mundos...

32 años en este planeta, en este tiempo de grandes y profundos cambios en la consciencia de la humanidad. Yo, redescubriendo y retomando mi misión, el plan divino trazado que me trajo hasta aquí. Puedo decir que hasta ahora voy comprendiendo todo por lo que he pasado, ha sido una gran aventura interior aunque a los ojos exteriores puede parecer una vida bastante "normal" (si es que existe realmente una vida así). Ahora entiendo y agradezco más que nunca cada uno de mis pasos, los aprendizajes que se han convertido en sabiduría, los encuentros que me han recordado diferentes partes de mi y contribuyen a una mayor consciencia de todos mis aspectos y las tareas pendientes por resolver y aquellos que se encuentran formando parte de este presente tan revelador ante los ojos de mi corazón. No me pesa un número, me entusiasma. Cada número tiene su esencia y vibración, nos recuerda algún aspecto importante a resolver. Ahora entiendo mi existencia no como una edad sino como una constante en la cuál el gran vacío es aquél que todo lo contiene y todo lo es. No es que ya esté iluminado, pero si puedo sentir que he encontrado una gran fortaleza y certeza interior, el amor que comienza por uno y que es capaz de crear trascendentes cambios en el rumbo de tu camino. Ahora me se acompañado, con la plena confianza de que puedo pedir ayuda, ser escuchado y auxiliado. Aunque siempre uso cualquier cosa simbólicamente como estandarte de renacimiento, me parece que el cumpleaños es un celebrar la existencia en sí, como un recordatorio de lo que estás haciendo aquí y la oportunidad para replantearte el camino que has seguido. Durante estos últimos meses comprendí que en otra etapa de mi vida había renunciado a mi misión durante circunstancias que desde mi perspectiva en aquellos momentos se veían sumamente sombrías. Al comprenderlo y recordar ese momento, ocurrió una revelación y visión que me hicieron despertar y recuperarme de ese letargo en el que estaba. Ahora puedo ver más claramente como las piezas del rompecabezas van teniendo sentido, algo tan propio y universal a la vez que es difícil de explicar en términos racionales. Definitivamente he aprendido que hay cosas que no están hechas para comprenderse por la mente, pues pertenecen a otro orden aún un tanto inexplorado por gran parte de la humanidad, es el camino del corazón. Esto es más que palabras o frases preestablecidas cursis, es una realidad interna tan sólida que es innegable. Una vez que se experimenta, no se puede detener pues sabes que ahí reside la información que sólo a ti te pertenece y a la vez te conecta con el todo, volviéndote parte del SER. Estoy feliz por todo lo que ha sido hasta ahora mi camino en esta vida, honro y bendigo todo y a tod@s los que han estado y son parte de ella, así como l@s que vendrán. En este momento soy feliz, afortunado y amado.

¡Qué comience esta nueva aventura!

ASÍ ES.
Publicar un comentario