viernes, 17 de junio de 2011

Renacer

La vida es un constante cambio. Renacer implica un profundo deseo para seguir avanzando internamente, no es sólo una etapa que llega y nos cambia de manera automática. El cambio interno consiste en conocerse y esto es simplemente soltar lo que nos estorba, derribar los límites que nos hemos impuesto durante años, abrirnos al mundo de manera auténtica. Un corazón cerrado no ilumina el camino, ni puede compartir ni recibir el amor con los demás. Por eso es necesario realizar este trabajo interno. En esta etapa de cambios y movimientos, nuestro mundo conocido colapsa en todas las áreas que ya no funcionan para el nuevo esquema que estamos creando. Algunas veces resulta muy complicado comprender lo que pasa y es cuando todo apunta hacia una retirada. Nada mejor que buscar tu espacio, tu silencio y escuchar. Y aunque este es un trabajo interno, no tiene porque hacerse solo. Es en este punto donde la ayuda de los guías, ángeles y seres de luz resulta de lo más amorosa y útil, pues se entregan con todo su SER para "acomodar" las cosas de tal manera que uno vaya resolviendo los asuntos que necesita trabajar. Sabiendo esto, uno se siente más tranquilo y muy amado. Todo es perfecto, los errores no existen.

Sacudirse, Limpiarse y Soltar... A caminar ligero de equipaje.
Publicar un comentario