lunes, 27 de agosto de 2012

Alquimia Práctica de la Consciencia



Al escuchar la palabra alquimia, seguramente la asociamos al conocimiento antiguo donde los magos usaban sus secretos para generar misteriosas transformaciones de la materia, lo más común: convertir el plomo en oro. Claro, la alquimia fue una manera inteligente de disfrazar la magia y posteriormente se convirtió en lo que actualmente conocemos como química. Pero como todo en este mundo, tiene varias lecturas, la alquimia también consiste en un proceso interno que se proyecta en nuestro exterior y del cuál generalmente no estamos conscientes. Para quedar más claro en esto, lo explico a continuación:
 
Existen 7 pasos en la Alquimia para transformar/transmutar cualquier cosa que se desee pasar de un estado a otro, es decir cambiar o reconfigurar su estructura y obtener un resultado nuevo. Recordemos que la materia/energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Estos 7 pasos son todo un proceso que requieren de un gran trabajo, que en la medida en la que se tengan en cuenta, facilitará o por lo menos sabremos identificar la parte del proceso en la que nos encontramos y de esta manera aprovechar al máximo las transformaciones por las que pasamos en nuestra vida.



Los 7 pasos de la Alquimia están contenidos en 3 procesos principales:



NIGREDO (Putrefacción):
 
1. Calcinación

2. Disolución

 
ALBEDO (Purificación):

3. Separación

4. Conjunción /Unión


RUBEDO (Transformación):

5. Fermentación

6. Destilación

7. Coagulación


A continuación explico cada uno y su relación con nuestra realidad cuando estamos en pleno cambio de una etapa a otra en nuestra vida:


 
NIGREDO (Putrefacción):
La etapa más oscura donde todo parece desplomarse y resulta difícil encontrar la luz que nos seguirá guiando para avanzar.

1. Calcinación - En alquimia significa calentar un objeto sólido hasta el punto de que se separe en sus elementos bases que lo componen.

En este punto nos encontramos ante el fuego ardiente de las circuntancias (que hemos co-creado nosotros mismos) que confronta y destruye al EGO, sacándolo de su zona de comfort hasta dejarlo hecho cenizas. Es en este punto donde nuestro mundo comienza a tambalearse, las relaciones se rompen, los cambios de planes parecen repentinos y amenzantes, etc. El EGO se aferra a lo conocido debido a que considera más cómodo seguir en el mismo esquema, pero el alma clama crecimiento, experiencia y sabiduría y sabe que el movimiento es el principio de esta vida, por eso a veces forza al EGO a salir de su ilusoria "seguridad". Sobre todo esto ocurre cuando durante mucho tiempo hemos acallado a nuestra voz interna y le hemos dado más peso a lo que los demás esperan de nosotros y en nuestro afán por complacerles nos negamos a nosotros mismos.

2. Disolución - En alquimia es el proceso de desintegración.

De las cenizas que han quedado se entresaca cualquier mentira a la que el EGO insista en aferrarse, comenzando a purificarse con el agua. Aquí, una vez sacudidas y removidas las circunstancias, van dejando paso al vacío, donde el EGO identifica sus apegos y hace frente a sus emociones (representadas por el elemento agua) y es capaz de irse liberando con el llanto, la tristeza y todo aquello que salga a flote. Este punto puede ser caótico ya que pueden salir a la luz miedos más profundos que los que de primera instancia se creía que eran los causantes de nuestro sufrimiento.



 
ALBEDO (Purificación):
La etapa de la aceptación donde comienzan a verse los primeros indicios de lo positivo que puede traer la situación que se terminó a nuestra vida.
 
3. Separación - En alquimia es la separación de los elementos.

Se quita cualquier impureza restante, trayéndola a la superficie. En este punto coienza a ser un poco más claro el propósito de la tranformación, es decir se comienza a ver con una actitud más objetiva que detrás de todo el desastre puede estar preparándose algo que en verdad es para nuestro mayor bien. Aquí el proceso de sanación puede tener una mayor y más efectiva participación para aprender a aceptar y soltar todo aquello que nuestra alma ya no necesita para su desarrollo.

4. Conjunción - En alquimia es la unión de los elementos.
 
Ahora que hay una visión más abierta sobre el proceso que se está viviendo, se puede ir reuniendo lo que ha quedado de los 3 procesos anteriores, es decir lo rescatable, el aprendizaje de la lección. Aún así este punto puede ser el más importante porque requiere de una honestidad absoluta contigo mismo ya que estando en este punto podrás ver mejor si necesitas trabajar aún más contigo como para regresar al estado anterior (Separación) o estás preparad@ para seguir adelante con el proceso, de ser así comienza a plantearse un nuevo rumbo y los planes sobre lo que se desea construir. En este punto, estando mucho más clar@ en pensamiento e intención, puedes pedir ayuda al universo para alcanzar el nuevo estado, fluyendo en Luz, Verdad y Amor... y el universo responde y pone manos a la obra...


 
RUBEDO (Transformación):
Aquí todo se prepara con mayor fuerza para alcanzar el nuevo estado de SER y estar.
 
5. Fermentación - En alquimia es el proceso de espera.
 
En este punto es donde aparentemente no está pasando nada, donde parece que nuestra petición no ha sido escuchada y lo que deseamos nunca tomará forma. La gran trampa aquí puede ser que seamos presas de nuestras dudas, temores, baja autoestima como para creer que no lograremos salir adelante. La falta de confianza en ti mism@ puede ser persistente si tu así se lo premites. Aquí la espera es fundamental para que tu co-creación se vaya estructurando y fortaleciendo energéticamente. en este periódo, sólo nos queda: SOLTAR (la petición), LIBERAR (dudas y temores) y CONFIAR (en lo que podemos co-crear).

6. Destilación - En alquimia es purificar los elementos que se fermentaron.

Aquí se pulen los pequeños detalles, si se detecta que hay que trabajar sobre algún temor o duda que ocasionalmente sigan rondando, este es el punto indicado para liberase y sanarse de ello. Aquí las circunstancias nos pueden ir mostrando algunos puntos luminosos si nosotros así lo permitimos. Conforme se realice esta toma de consciencia sobre todo lo que se ha trabajado, te sentirás más segur@ para seguir adelante hacia el paso final de tu proceso y alcanzar la gran transformación, co-creando las nuevas circunstancias.

7. Coagulación - En alquimia es la unión final de todos los elementos, dando como resultado una nueva obra.

En este punto las circuntancias nos favorecen notablemente, los golpes de suerte, las "casualidades" o sincronías nos hacen sonreír y pensar que realmente somos bendecidos al confiar en los procesos de la vida. Reconocemos más conscientemente nuestra capacidad y compromiso como co-creadores y sabemos (porque así lo hemos experimentado) que nuestros pensamientos/emociones e intención crean nuestra realidad y que sólo hay que aprender a observarnos y conocernos más profundamente.

Esta nueva obra que comienza a revelarse ante nosotros es perfecta para lo que necesitamos aprender y tranformar en sabiduría, y también representa un nuevo reto donde tendremos la oportunidad de trabajar, jugar y disfrutar para seguir adelante en nuestro camino RE-evolutivo.



Estos ciclos pueden ser más o menos intensos según la necesidad de transformación y obra que requiera nuestra alma, así que mis queridas almas luminosas, avanzad sin temer que todo, absolutamente todo es para nuestro mayor bien si así lo sabemos ver.


Luz, Verdad y Amor.
MagoLuminoso - Rafa.

Publicar un comentario