sábado, 22 de septiembre de 2012

Mabon / Equinoccio de Otoño


Mabon es de nuevo el momento de recoger los frutos de nuestro trabajo y de eliminar lo que ya no es necesario. Es el momento de reflexionar sobre las cosas que se desequilibraron y de cómo enderezar ese equilibrio antes de adentrarse en la parte oscura del año”
- Cerridwen Iris Shea

El equinoccio de otoño, también conocido por los anglosajones como “haleg-monath”. Tradicionalmente denominado fiesta del equinoccio de otoño, se optó por denominarlo en función de la tradición celta. Debido a lo cual recibe el nombre propio del Gáles, procedente del personaje mitológico "Mabon fab Modron”, nos habla, de que se llama a esta festividad Mabón o Maybowhn, en honor al Dios de las viñas Mabón, el joven Divino, hijo de Modrón. También es llamado éste Sabbat como el de la “última cosecha o segunda cosecha”, debido a que la cosecha se inicia en Lammas y se termina en Mabón, agradeciendo por todo lo obtenido y solicitando que el siguiente año, las bendiciones sean para una buena cosecha. Otros nombres son: Cornucopia, La cosecha del vino, Festival de Avalon, Tiempo de cosecha, Día de acción de gracias, El banquete.

Existen diversos significados, de lo que la celebración del equinoccio significa para los pueblos, desde todos los tiempos. En los pueblos celtas, recoger la última cosecha era un acto de violencia contra la tierra, de no haberse encontrado protegidos por Lugh. Quien cortaba el último manojo de la cosecha, era un personaje elegido al azar y con ello cubierto de importancia por el evento, el debería trenzar el producto cortado y formar con el un muñeco o animal asociado a la madre tierra, con el que se simbolizará su espíritu.

Para otros pueblos, el equinoccio simboliza la derrota del Dios Luz por su gemelo el Dios de la obscuridad. El Dios que nació en Yule, está llegando a su etapa final, se debilita y morirá en Samhaim, para volver a renacer.

En la tradición griega, la Diosa de la tierra, Deméter entra en un estado de tristeza y luto por la partida de su hija Perséfone, quien habitará durante los siguientes seis meses en el inframundo con su esposo Hades. Por lo cual, la tierra sufrirá la obscuridad y frío que se anidan en el alma de la Diosa Deméter, hasta que la aparición de Perséfone vuelva a entibiar el corazón de su madre, cuando regrese del inframundo en la primavera.

Los campesinos europeos, festejaban Mabon el 25 de septiembre, luego de la incursión de la iglesia católica en la época medieval, es cristianizada la celebración bajo el emblema del arcángel Gabriel (Michaelmas), iniciando su celebración la noche anterior.

Para el mundo egipcio, el equinoccio era celebrado con gran magnificencia, donde los libros sagrados de la astrología eran seguidos en largas procesiones. Ellos pensaban que en ésta época, las almas descendían atravesando la serpiente, para luego ser regeneradas en el siguiente equinoccio de primavera, por el poder del Cordero.

Los hebreos, celebraban el equinoccio con el nombre de la Fiesta del Tabernáculo o de la recolecta. Los primeros cristianos, lloraban la partida del Dios Tharnuz, el Dios Sol sirio.

Otra historia ligada al equinoccio es el asesinato del Dios Hiram (Hiram Abiff), el sol. Sus asesinos son Libra, Escorpión y Sagitario. El dios Hiram renacerá por obra del Maestro en la primavera o cuando el Sol se pone en Aries.

Es un ritual de agradecimiento a los dioses, por las bendiciones recibidas en todos los ámbitos de nuestra vida. Para agradecer a la madre tierra, el habernos alimentado y dado hogar por un tiempo más. De dar gracias, por todo lo que recibimos y por lo que nos fue arrebatado, porque son enseñanzas para mejorar. Tiempo también para compartir la cosecha recibida, multiplicando así las bendiciones.

Es también época de observar lo que nos dice la naturaleza, al soltar sus hojas al morir un poco cada vez, para renovar su vida. Recordándonos que, para volver a nacer, hay que morir. Debemos tirar lo viejo, analizar que queremos renovar, de que nos queremos deshacer, que nos estorba en nuestra vida para mejorar.



Inciensos: benjuí, mirra, ciprés, sándalo, pino, enebro.
Aceites: Incienso, Sándalo, Salvia
Colores: café, verde, anaranjado, rojo, dorado, marrón, amarillo, dorado.
Piedras: ámbar, ojo de tigre, ojo de gato, ágata amarilla, cuarzo, o cualquier piedra marrón o amarillo oscuro o naranja.
Bebidas: Vino tinto, aguas de frutas de la estación, cerveza.
Hierbas: Cereales de todo tipo, salvia, cardo, madreselva, pasionaria, helechos, tabaco, cardo y sello de salomón ,avellano, maíz, álamo, bellotas, ramitas de roble, hojas de otoño, tallos de trigo, conos de ciprés, conos de pino, espigas.
Comida: recolecciones de la segunda cosecha, granos como el trigo y maíz, frutas de la estación (especialmente las granadas), pan de maíz, arvejas, etc.
Tradiciones: caminar por los bosques lugares salvajes recolectando plantas, semillas y vainas secas que pueden ser utilizadas en rituales o para hacer magia con hierbas; elaborar las muñequitas de maíz, dejar alimento para los animales de los bosques.
Deidades: La Diosa Madre, Brighit, Isis, Perséfone, Freyja.



Lisa Thiel - Mabon (Autumn Equinox)


Lyrics

O now is the time of the Harvest,
As we draw near to the years end
Now is the time of Mabon
Autumn is the time to descend 

Old Woman waits patiently for us
At the threshold of the labyrinth within
She offers her hand that we may understand
The treasures that await at journeys end 

O Great Mother has given of Her body,
We give thanks for Her fruit and Her grain
We then clear the fields so that next harvests yields
Will be full and abundant again. 

Old Woman leads us through the darkness
Our most ancient and trusted of friends
She carries the light of spiritual insight
And leads us to our wisdom once again 

And as we journey through the darkness
And as we continue to descend
We learn to let go of what obscures our soul
And re-discover our true being in the end 

O now is the time of the Harvest,
As we draw near to the years end
Now is the time of Mabon
Autumn is the time to descend 

Old Woman waits patiently for us
At the threshold of the labyrinth within
She offers her hand that we may understand
The treasures that await at journeys end 

O Great Mother has given of Her body,
We give thanks for Her fruit and Her grain
We then clear the fields so that next harvests yields
Will be full and abundant again. 

Old Woman leads us through the darkness
Our most ancient and trusted of friends
She carries the light of spiritual insight
And leads us to our wisdom once again 

And as we journey through the darkness
And as we continue to descend
We learn to let go of what obscures our soul
And re-discover our true being in the end 

O now is the time of the Harvest,
As we draw near to the years end
Now is the time of Mabon
Autumn is the time to descend

Publicar un comentario