lunes, 3 de septiembre de 2012

Ligero


Descubrir el destino es volver a nacer,
recordar los detalles y aprendizajes que nos trajeron hasta aquí.

Todo puede suceder al liberarse
de las cargas que atan nuestro SER.

Despegar con el fuego creador y transformador hacia el infinito universo
del cuál somos parte, donde todos somos UNO.
Publicar un comentario