sábado, 28 de julio de 2012

DOS BENDICIONES CELTAS


Que Dios nos dé
Para cada tormenta, un arco iris
Para cada lágrima, una sonrisa
Para cada acto de ternura, una promesa
Y una bendición en cada momento difícil.
Que siempre tengamos un amigo fiel
para compartir nuestros problemas.
Y que cada oración siempre sea escuchada y respondida.


Una antigua bendición celta:


Que la carretera enseñe el mejor camino
Que el viento sople siempre a tu espalda
Que el sol ilumine tu rostro
Que la lluvia fertilice tu campo
Y hasta que nos encontremos de nuevo
Que Dios te guarde en la palma de la mano.
Publicar un comentario